Esparta Digital black logo

Agencia de Marketing Digital en Valencia

Esto es Esparta Digital

Servicios de Marketing Digital. Podemos ser tu departamento de marketing digital externo o integrarnos con tu equipo interno para complementarlo. ¿En qué podemos ayudarte?

info@espartadigital.com
608240268 / 690211245 / 601029275

Cómo hacer una migración web sin perjudicar el SEO

Migración web

Cómo hacer una migración web sin perjudicar el SEO

En el ámbito dinámico de la presencia digital, la necesidad de llevar a cabo una migración web es esencial a la evolución constante de los sitios. Sin embargo, el desafío radica en realizar estas transiciones sin dañar la posición adquirida en los motores de búsqueda.

 

Tanto es así que, de manera general, una migración web destaca por ser una tarea que puede generar nerviosismo entre los propietarios y administradores. Cambiar de dominio, plataforma, o reestructurar la arquitectura de un sitio web puede ser necesario para adaptarse a las demandas cambiantes del negocio, o bien para mejorar la experiencia del usuario. Sin embargo, una migración web mal planificada puede tener consecuencias negativas para el posicionamiento en los motores de búsqueda, afectando al SEO y, por ende, al tráfico orgánico. 

 

En este artículo, como especialistas en estrategias de posicionamiento orgánico, entraremos en detalle en los aspectos a tener en cuenta en una migración SEO para no perjudicar tu valiosa visibilidad en Google. ¡Toma nota!  

 

Servicios SEO

¿Qué es una migración web?

 

Una migración web o una migración de página web se refiere al proceso de trasladar o cambiar una página web de una ubicación a otra, o de una plataforma a otra. Este proceso puede implicar cambios en la estructura del sitio, la composición de la URL, el diseño web, la plataforma de alojamiento, o una combinación de estos elementos.

 

Existen varios tipos de migración web, conllevando cada una de ellas diferentes desafíos específicos:

 

  • Migración de dominio: Cambiar la dirección web principal del sitio. 
  • Migración de servidor: Trasladar el sitio a un nuevo proveedor de alojamiento web o a un servidor diferente.
  • Migración de plataforma: Cambiar la tecnología o el sistema de gestión de contenidos (CMS). Como, por ejemplo, pasar de WordPress a Drupal.
  • Migración de contenido: Reorganizar la estructura de contenido del sitio.  
  • Migración HTTP: Mover un sitio de HTTP a HTTPS para mejorar la seguridad. 
  • Migración responsive: Adaptar un sitio web a un diseño responsive para una mejor experiencia en dispositivos móviles. 

 

En cualquier caso, es crucial realizar una migración web con precaución, especialmente en lo que respecta al SEO. Y es que, si no se maneja adecuadamente, la migración SEO puede afectar negativamente la visibilidad del sitio en los motores de búsqueda, resultando, en consecuencia, en una pérdida de tráfico y de posicionamiento. 

 

Las migraciones de sitios web pueden ser necesarias por diversas razones, como cambios en la estrategia empresarial, actualizaciones tecnológicas, fusiones o adquisiciones, entre otros motivos. A continuación, entramos en detalle.

 

¿Para qué sirve una migración web?

 

Como veníamos comentando, la migración web; un proceso que implica el traslado de un sitio de una ubicación a otra, desempeña un papel crucial en la evolución y optimización continua de las plataformas online. Este procedimiento no es simplemente un cambio de dirección, sino una estrategia que puede atender a múltiples propósitos fundamentales para el éxito y relevancia de un sitio web:  

 

  • Actualización tecnológica: Migrar a una nueva plataforma o tecnología para aprovechar las últimas características, mejoras de seguridad y rendimiento.
  • Cambio de dominio o marca: Cuando una empresa cambia de nombre o dominio, se realiza una migración para reflejar estos cambios en la presencia en línea.
  • Fusiones y adquisiciones: Después de una fusión o adquisición, las empresas a menudo migran sus sitios web para integrar la información y los recursos de manera más eficiente.
  • Mejora de la experiencia del usuario: Optimizar la estructura del sitio, la navegación y el diseño para proporcionar una experiencia del usuario mejorada.
  • Optimización SEO: Realizar cambios en la estructura del sitio, las URL y otros elementos para mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda y la visibilidad en línea.
  • Consolidación de contenido: Migrar contenido de varios sitios a uno solo para consolidar la información y simplificar la gestión.
  • Adaptación a tendencias del mercado: Alinear el sitio con las tendencias actuales del mercado y las expectativas de los usuarios.
  • Mejoras de seguridad: Mover a una plataforma más segura o implementar nuevas medidas de seguridad para proteger el sitio contra amenazas en línea.
  • Eficiencia operativa: Mejorar la eficiencia en la gestión y mantenimiento del sitio mediante la adopción de nuevas herramientas o procesos.
  • Cumplimiento normativo: Ajustar el sitio web para cumplir con nuevos requisitos legales o normativos.

En definitiva, la migración web es una herramienta de lo más valiosa para mantener la relevancia, la seguridad y la eficiencia de un sitio web en un entorno digital en constante cambio. Sin embargo, realizar una migración efectiva demanda una planificación detallada y la implementación de buenas prácticas para garantizar que el proceso no perjudique la visibilidad del sitio en los motores de búsqueda ni la experiencia de usuario.

Leer  ¿Cómo debe ser la estructura de una página web?

 

Aspectos a tener en cuenta en una migración SEO

 

Mientras que las migraciones web son, a menudo, esenciales para la evolución de un sitio, la falta de atención a los detalles puede tener consecuencias significativas en términos de pérdida de tráfico orgánico y posicionamiento en los resultados de búsqueda. ¿Qué aspectos es necesario tener en cuenta en una migración SEO? Te lo contamos:

 

Durante una migración SEO, es esencial planificar y ejecutar una estrategia integral. La correcta implementación de redirecciones 301 es fundamental para asegurar que los motores de búsqueda reconozcan la nueva ubicación del contenido, evitando así la pérdida de tráfico y posicionamiento. Además, la preservación de la estructura de enlaces internos y externos es vital para mantener la autoridad de la página y garantizar una transición sin inconvenientes. 

 

Migración web

 

Por otro lado, la optimización de la nueva estructura del sitio y la actualización de los sitemaps son pasos esenciales para comunicar eficazmente los cambios a los motores de búsqueda. Un monitoreo constante durante y después de la migración es igualmente importante para identificar y abordar cualquier problema SEO que pueda surgir.  

 

La estructura de URL también juega un papel crucial. En este sentido, mantener la estructura de URL siempre que sea posible ayuda a minimizar la confusión y a conservar la equidad de enlaces. Además, la verificación de enlaces internos y externos es esencial para garantizar que estos sigan siendo válidos después de la migración, abordando su corrección en los casos que sea necesario. 

 

Problemas que pueden surgir en una migración web

 

La migración web es un proceso complejo que, si no se gestiona adecuadamente, puede dar lugar a una serie de problemas que afectan negativamente al rendimiento SEO y la experiencia de usuario. En este contexto es esencial comprender los desafíos potenciales asociados con la migración web y tomar medidas proactivas para mitigar cualquier impacto adverso:

 

  • Pérdida de tráfico y posicionamiento: Si la migración no se gestiona adecuadamente, es posible experimentar una disminución significativa en el tráfico y el posicionamiento en los motores de búsqueda.
  • Enlaces rotos y redirecciones incorrectas: Si los redireccionamientos 301 no se implementan correctamente, pueden surgir enlaces rotos y redirecciones incorrectas, lo que afecta negativamente la experiencia del usuario y el SEO.
  • Cambios en la estructura de URL: Alterar la estructura de las URL puede confundir a los motores de búsqueda y afectar la indexación. Es importante planificar y gestionar los cambios de manera cuidadosa.
  • Problemas con el contenido: La pérdida o cambio no planificado de contenido durante la migración puede tener un impacto negativo en el SEO. Es fundamental asegurarse de que todo el contenido se traslade correctamente.
  • Caída en la experiencia del usuario: Cambios en el diseño, la navegación o la usabilidad del sitio pueden afectar la experiencia del usuario, lo que a su vez puede influir en el posicionamiento en los motores de búsqueda.
  • Problemas de indexación: La falta de actualización del archivo robots.txt o del sitemap puede llevar a problemas de indexación, impidiendo que los motores de búsqueda accedan y rastreen correctamente las nuevas páginas.
  • Rendimiento del sitio: Los cambios en la infraestructura del sitio pueden afectar el rendimiento, la velocidad de carga y la accesibilidad, siendo todos ellos factores que influyen en el SEO.
  • Problemas con backlinks: La migración puede afectar la estructura de los enlaces, lo que puede provocar la pérdida de backlinks y afectar la autoridad del sitio.

 

En definitiva, llevar a cabo una migración web sin perjudicar el SEO es un desafío que requiere una combinación de planificación estratégica, ejecución precisa y monitoreo constante. En Esparta Digital, como agencia de marketing digital, te asesoramos y ayudamos en situaciones desconocidas para tu negocio y para ti. ¿Necesitas ayuda? ¡Contacta con nosotros!

Esparta digital es la agencia de marketing digital en Valencia con más de 10 años de experiencia en el sector. Especialistas en SEO | SEM | Redes Sociales | Email Marketing | Contenidos.
Esparta Digital